Tales Lit. nº 3

Título del relato: Artillería pesada               Año de publicación: 2016

Incluido en la revista de literatura dedicada al relato corto Tales Literary nº3

“Cada año por estas fechas sucedía lo mismo, y Montero se preguntaba siempre cómo podía ser tan inocente, a pesar de su veteranía y de los antecedentes, a pesar de aquel único pro y el gran número de contras; por qué se empeñaba inútilmente en repetir una y otra vez idéntico error, sobre todo cuando sabía de sobra que la conversación, punto por punto, excusa tras excusa y mentira tras mentira, terminaba siendo igual o muy parecida a la del año pasado: esa ridícula conversación que mantenía con el director del colegio y en la que jamás llegaban a un acuerdo satisfactorio, al menos para Montero, que se veía obligado a ceder, a rebajar sus tímidas pretensiones, más bien a rechazarlas porque el otro nunca le dejaba hacer a su antojo y le convencía de justamente todo lo contrario. Sin embargo, cada año, a pesar de todo, Montero pedía permiso para exponer sus argumentos, y encerrados en aquel despacho en que ahora mismo se encontraban, entre los dos repetían la conversación, quizá por masoquismo o tal vez para no perder aquella extraña costumbre que casi tenía las características de un rito incomprensible para el resto de compañeros; puede que también incomprensible incluso para ellos mismos, para Montero y el director.

Lo cierto es que ahí estaba una vez más Montero, el profesor con más antigüedad del colegio, sentado en una silla esperando pacientemente a que cada paso de la liturgia se cumpliera y el resultado de la entrevista resultara tan descorazonador como venía siendo habitual año tras años desde que aquella excursión, idea y apuesta personal del propio director del colegio, había quedado instaurada como una de las señas de identidad del centro. Y es que Montero era siempre el encargado de los preparativos y quien además hacía todo el trabajo didáctico que conllevaba semejante asunto: preparaba una charla sobre el tema, elaboraba una serie de preguntas breves y sencillas para los alumnos, mostraba cómo habían sido las cosas por aquella época y, lo peor de todo, eso que no podía sufrir y por lo que solicitaba siempre no participar en la actividad, narraba sus experiencias personales: unas experiencias que a nadie importaban ya, y que para Montero suponían revivir el drama, avivar el recuerdo y los sufrimientos más profundos. No quería, desde luego que no quería; pero esto tampoco le importaba a nadie.” (Extracto del relato)

tales

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close